¿Es sano ser vegetariano o vegano? Respondemos todas tus dudas

¿Quieres valorar este artículo?
 

Más de 3 millones de españoles basan su alimentación en alimentos de origen vegetal pero ¿es sano ser vegetariano?

¿Es perjudicial para la salud prescindir por completo de la carne en nuestra dieta?

Cuando Fernando Arrabal acudió al programa de Sánchez Dragó y soltó su mítico “el milenarismo va a llegar” no tenemos muy claro si lo que en realidad quería decir era “el veganismo va a llegar”. Perdón por el chiste pero, según el informe ‘The Green Revolution’, elaborado por Lantern, unos 3,6 millones de españoles han adoptado una alimentación basada en alimentos de origen vegetal. Como dato, así suelto y sin contexto, puede que no sea impactante pero conviene recordar que, hace apenas 3 años, España fue reconocida como el país más carnívoro de la Unión Europea.

¿Qué ha pasado para que en un país en el que la carne era el principal alimento consumido (más de 93 kilos al año por habitante), y uno de los motores económicos de la industria alimentaria nacional, el 7,8% de la población haya abandonado los filetes? Y, lo más importante ¿es realmente sano ser vegetariano o vegano?

Vegetarianos, veganos y flexitarianos

Los casi 3 millones de personas que siguen una dieta sin carne se dividen en 3 grandes grupos. Los vegetarianos, que no consumen carne pero sí otros productos de origen animal como los huevos o la leche; los veganos que no incluyen en sus dietas ningún producto de origen animal (huevos, todo tipo de lácteos, etc.); y los flexitarianos. Esta última categoría estaría integrada por aquellas personas que consumen carne o pescado de manera muy esporádica.

banner_nutricion

A qué se debe el incremento de estos hábitos alimenticios

Cuestiones éticas aparte, es innegable que en términos generales la sociedad está más concienciada a la hora de cuidar la alimentación y, por ende, la salud. Tras las alertas sobre el excesivo consumo de carne y la polémica suscitada el año pasado con el informe de la OMS que afirmaba la existencia de una relación directa entre el consumo de carne roja procesada y el cáncer, no parece descabellado pensar que los consumidores se hayan pasado a una dieta más basada en vegetales para proteger su salud. De hecho, el 17% de los veganos y vegetarianos así lo afirman. En cambio, dentro de los flexitarianos, es la principal causa de la reducción de consumo de carne.

Tampoco se puede obviar los beneficios, ya asimilados de manera casi universal, de una dieta mediterránea basada en verduras, fruta y pescado.

¿Es sano ser vegetariano o vegano?

Una vez ha quedado claro que uno de los motivos de los veganos, vegetarianos y flexitarianos para abandonar la carne es la salud, falta comprobar si, efectivamente, esta es una medida eficaz.

Tras el informe que relacionaba el consumo de carne roja procesada con el cáncer no fueron pocos los que decidieron eliminarla de su alimentación o sufrieron ante la idea de tener que renunciar a ella. Sin embargo, la OMS tuvo que publicar un comunicado para intentar calmar la alarma social creada: lo que pretendía el informe era conseguir una reducción en el consumo de carne, nada más.

Así, establecía un límite de 500g semanales de carne roja y muy poco, mejor nada, de carne procesada. En España, según datos del Gobierno, doblamos con mucho esta recomendación y no llegamos, ni por asomo, a los 400g diarios de frutas, verduras y hortalizas que aconsejan los expertos.

De este modo, queda claro que es perfectamente compatible consumir carne roja – con moderación, eso sí – y llevar una dieta sana si la combinamos con verduras, legumbres y fruta.

¿Y las dietas veganas?

Según la Asociación Americana de Dietética, por citar solo un informe, una dieta vegana es perfectamente saludable.

Hay que destacar, no obstante, que en una dieta vegetariana se da cierta carencia de nutrientes (hierro, omega-3, por ejemplo) por lo que la dieta debe estar muy bien planificada y diseñada. El punto crítico está en los bajos niveles de vitamina B12 que los veganos obtienen de los alimentos. De ahí que deban recurrir a suplementos en pastillas o incluyo inyecciones para suplir esa deficiencia.

Sobre lo que no existe todavía consenso es sobre la efectividad de las dietas veganas/vegetarianas en lo que a longevidad se refiere. Mientras algunos informes observan una reducción de muertes por causas coronarias o de cáncer entre los vegetarianos, otros apenas encuentran diferencias entre un vegetariano o un omnívoro.

Lo importante es cuidar la alimentación: da igual cómo

Con moderación, no sobrepasando esos 500g semanales, y combinándola con 400g diarios de verduras, frutas y hortalizas, una dieta con carne no es perjudicial per se. Tampoco una dieta vegana o vegetariana, siempre que obtengamos las dosis necesarias de vitamina B12. Son los mitos y dogmatismos los que realmente son dañinos y los que hacen que las informaciones falsas y exageraciones corran como la pólvora. En caso de duda, consulta siempre con tu médico o nutricionista y ten presente que, con o sin carne, vegetariano o vegano, lo importante es cuidar tu alimentación.

 

Deja un comentario

No publicaremos tu correo. Los cambios obligatorios están marcados *

Previsora Bilbaína Seguros