Obsolescencia programada y ejemplos de cómo combatirla

¿Quieres valorar este artículo?
 

obsolescencia programada

La obsolescencia programada consiste en la limitación por parte del fabricante de la vida útil de un producto para obligar al consumidor a volver a comprar otro nuevo aunque el inicial pudiera seguir funcionando correctamente.

No siempre es la obsolescencia programada la que nos lleva a comprar un nuevo dispositivo. En España tres de cada cuatro usuarios cambian su smartphone cuando todavía funciona para disfrutar de un modelo nuevo.

Además del gasto innecesario que esto supone, hay que añadir el enorme problema que la deficiente gestión de los residuos electrónicos implica.

La bombilla que desafía la obsolescencia programada

Seguro que has oído hablar de esa bombilla de una estación de bomberos en California que lleva usándose desde 1901 y que, desde 1972, está permanentemente encendida. Si te pica la curiosidad la puedes ver a través de esta web. También es más que probable que hayas visto o te hayan hablado del documental sobre obsolescencia programada, “Comprar, tirar, comprar”. En él nos explican que las impresoras llevan un chip para que dejen de funcionar al de x tiempo y que hace muchos años que los fabricantes de medias han dado con la fórmula para hacer que sean irrompibles pero se niegan a comercializarlas porque acabarían con el negocio.

¿Cuántas veces has ido a reparar un televisor y te han dicho que compensa más comprar uno nuevo? ¿Por qué cuando la batería del iPhone te da problemas no puedes comprar una nueva y cambiarla tú mismo? ¿De verdad es necesario comprar un móvil nuevo? Estas son algunas de las preguntas a los que muchos consumidores no encuentran respuesta. Preguntas que han llevado a tomar consciencia del grave problema que supone la obsolescencia programada.

El problema de la obsolescencia programada: los residuos electrónicos

Cada vez que decidimos reemplazar nuestro móvil u ordenador, bien porque nos han dicho que no se puede reparar bien porque nos hemos comprado el último modelo, lo más normal es que tiremos nuestro terminal viejo. De este modo, y hasta cierto punto de manera ilegal, estos residuos son exportados de Europa, EE.UU y Japón a Asia y África – es extremadamente grave el caso del vertedero de Agbogbloshie, catalogado como el mayor vertedero tecnológico del mundo – donde los trabajadores que tratan con estos residuos, niños y niñas en su mayoría, son expuestos a las múltiples sustancias químicas que contienen estos residuos.

¿Cómo puedo deshacerme de mis residuos electrónicos?

vertedero  Agbogbloshie

Imagen del vertedero de Agbogbloshie en Accra

Es probable que no lo sepas pero el 92% de los componentes de un teléfono se pueden aprovechar para la fabricación de nuevos terminales. Desgraciadamente, en España se reciclan menos del 2% de los RAEE (Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos) que generamos y no será porque no tengamos opciones para ello. Existen empresas que se dedican a comprar tu viejo teléfono mientras que otras organizaciones como la Red Recyclia facilita mapas en los que podrás encontrar el contenedor de Tragamóvil más cercano.

Formas de luchar contra la obsolescencia programada

El gasto que supone, la mala gestión de los residuos electrónicos que ocasiona y el uso de componentes tóxicos para la fabricación de estos dispositivos hace que poner freno a la obsolescencia, ya sea programada o subjetiva, sea cada vez más necesario. Para ello, diversas organizaciones, colectivos e incluso propuestas ciudadanas se han puesto manos a la obra. En España, tanto si te interesa ofrecer tus labores de manitas, como si quieres contribuir al descenso de la obsolescencia programada, puedes acudir al Repair Café de MediaLab en Madrid. En caso de que quieras organizar un Rapair Café en tu ciudad, aquí tienes toda la información necesaria.

  1. Repair Café

  2. obsolescencia programada

    Voluntarios reparando dispositivos en un Repair Café

    Martine Postma, periodista y activista de la sostenibilidad, creó en 2009 el primer Repair Café, una iniciativa que consiste en que una vez a la semana, y de manera totalmente gratuita, gente de todo tipo se reúne para arreglar dispositivos electrónicos e incluso ropa. Hoy en día existen más de 900 Repair Café en el mundo. Si vives en Madrid, puedes acudir el Repair Café MediaLab Prado.

  3. Recicla: locompramos.es

  4. Filial española de Wirkaufens, locompramos.es se dedica a comprar gadgets de todo tipo: móviles, mp3, ordenadores, etc. Lo único que tienes que hacer es escoger tu modelo, responder a un cuestionario y aceptar el precio que te proponen. Ellos mismos se encargan de recoger el dispositivo. Por si te preocupa la privacidad, en locompramos.es aseguran que borran todos tus datos del smartphone o portátil.

  5. iFixit

  6. Es cada vez más común que los fabricantes diseñen sus dispositivos de tal forma que sea complicadísimo recambiar una pieza. Desde soldar las distintas partes que lo conforman para que no se puedan separar, no formar a los trabajadores de su departamento de reparaciones, obligar al usuario a tener que comprar un destornillador especial para desmontar el gadget en cuestión, etc. Son muchas las malas prácticas que llevó a Kyle Wiens a fundar iFixit, una web que facilita manuales de reparación, piezas y todo lo que necesitas para alargar la vida de tus aparatos electrónicos. Por unos 30€ puedes comprar un kit de recambio de la batería del iPhone y una guía que te enseñará a cambiarla por una nueva en menos de 10 min.

  7. Koopera

  8. Anteriormente llamada Ekorrepara, Koopera es una cooperativa que se encarga de la reutilización de apartos eléctricos promoviendo de paso la incorporación al mercado laboral de personas vulnerables. Como resultado, la línea de Electrodomésticos Recuperados Koopera, con un precio más asequible, da la posibilidad a los usuarios finales a ejercitar un consumo mucho más responsable.

  9. Denuncia: Casey Nestat y la batería del iPod

  10. En 2003, años antes de que se creara Youtube, los hermanos Nestat lanzaron un vídeo que se convirtió en viral – lo vieron casi 6 millones de personas – en el que denunciaban que las baterías de los primeros iPods estaban diseñadas para durar entre 12 y 18 meses. La única opción que ofrecía el servicio técnico de Apple era pagar casi 300€ por una nueva o comprar un nuevo iPod por un valor similar. Casey se dedicó a pintar encima de todos los anuncios del iPod que vio el mensaje “La batería irremplazable del iPod solo dura 18 meses”. Esta campaña, que muchos de nosotros ni nos hubiésemos molestado en iniciar, terminó con Apple en los juzgados y cambiando su política de tal forma que se comprometió a que los nuevos iPods tuvieran una vida garantizada de dos años y con una batería reemplazable.

La Obsolescencia Programada y la legislación europea

En países como Francia, Alemania y Bélgica los partidos políticos están incorporando a sus programas políticos planes de acción para luchar contra la obsolescencia programada. En Francia, gracias a la Ley de Transición Energética, se establecieron multas de hasta 300.000 euros y penas de cárcel para los fabricantes que reduzcan la vida útil de sus productos. Alemania y Bélgica también están estudiando distintas propuestas.

En España, por otra parte, se ha creado el Sello ISSOP gracias a la iniciativa de Benito Muros, conocido por lanzar al mercado la polémica bombilla iWop (I, without opslolescence) diseñada para durar 90 años. Muros ha sido el principal precursor de este distintivo que certifica el buen hacer de las empresas que cumplen con una serie de buenas prácticas. Que los productos sean reparables por un coste menor al de comprar un dispositivo nuevo, que la garantía sea de más de dos años, etc.

¿Conoces alguna otra iniciativa que sirva para combatir la obsolescencia programada? ¿Tienes algún otro ejemplo de limitación de vida útil de un producto por parte del fabricante?

4 Comentarios

  1. Avatar
    Ramón agosto 27, 2017

    Gracias!

  2. Avatar
    Gabriel agosto 03, 2017

    Yo solo compro boligrafos de marca que empieza por bi y acaba en letra c y si se estropea la punta le pongo una de una carga vacía que las guardo

  3. Avatar
    Ramón Nieto agosto 23, 2016

    Hola buenos días

    Yo tengo una pequeña iniciativa para mis vecinos de un pueblecito de Albacete. Para Reutilizar y Rehabilitar Ordenadores con GNU/Linux y el Software Libre.

    Yo creo que podemos ser Ubuntu, con nuestra comunidad, si aportamos cada uno un poquito de lo que sabemos hacer, destinado a ser conscientes de que mejoramos las cosas.

    Es una ayuda entre vecinos, para mí es útil difundir propuestas como las mía, para que se animen todas las personas que puedan aportar algo a su vecindar, es como un trueque de favores, pero con el objetivo de mejorar el mundo donde vivimos.

    Mi página personal es: http://www.informaticalinux.es

    Un saludo Ramón Nieto.

    • Avatar
      Previalia Magazine agosto 24, 2016

      Ramón, muy buena iniciativa. Estaremos atentos a las actualizaciones de tu web para ver cómo marcha.

Deja un comentario

No publicaremos tu correo. Los cambios obligatorios están marcados *

Previsora Bilbaína Seguros