Osteoporosis: definición y tratamiento de una enfermedad que se puede prevenir

¿Quieres valorar este artículo?
 

osteoporosis

La osteoporosis afecta al 35% de las mujeres con más de 52 años y al 52% de más de 70 años

Se caracteriza por una predisposición a las fracturas de hueso, sobre todo en la columna, caderas y muñecas

Aunque mucha gente la considera un consecuencia inevitable del envejecimiento, en realidad es una enfermedad prevenible

La osteoporosis es una enfermedad que predispone a las fracturas (roturas) del hueso, sobre todo en la columna vertebral, las caderas y las muñecas.

De forma natural, el organismo está constantemente fabricando hueso nuevo y descomponiendo el hueso antiguo. La osteoporosis se produce cuando en este ciclo la destrucción es mayor que la formación y se pierde hueso gradualmente provocando una baja masa ósea, alteración de la arquitectura del hueso y aumento de la fragilidad del esqueleto.

Las mujeres corren un mayor riesgo de osteoporosis después de la menopausia debido a que, en esta etapa, caen los niveles de estrógenos, hormona femenina que ayuda a mantener la masa ósea. Se estima que la osteoporosis afecta al 35 % de las mujeres españolas de más de 50 años y al 52% de las mayores de 70 años.

Factores de riesgo de la osteoporosis

Los factores de riesgo más relevantes, tanto dependientes de la masa ósea como generales, son:

  • La menopausia natural o precoz (tras una cirugía, por ejemplo)
  • Antecedentes de una fractura previa por fragilidad o historia materna de fractura de cadera
  • Tratamiento continuado con glucocorticoides
  • Tabaquismo, consumo excesivo de alcohol
  • Artritis reumatoide
  • Un índice de masa corporal menos de 19
  • Alteraciones tiroideas, enfermedad renal o hepática crónica.
  • Inmovilidad

Cómo se diagnostica la osteoporosis

La medición de la densidad mineral ósea en el fémur y en la columna lumbar por densitometría ósea, es el método más eficaz para valorar el riesgo de fractura ósea en la actualidad.

La radiografía convencional solo sirve para detectar la presencia de fracturas vertebrales, pero no para hacer el diagnóstico de osteoporosis.

El protocolo de diagnóstico debe incluir además, una analítica general incluyendo la 25-hidroxi-vitamina D (hormona que regula el metabolismo del calcio), la tirotropina (hormona estimulante de la tiroides) y un proteinograma.

Prevención de la osteoporosis

osteoporosis

Aunque exista la creencia generalizada de que la osteoporosis es una consecuencia inevitable del envejecimiento, en realidad es una enfermedad que se puede llegar a prevenir.

La prevención se basa en la dieta, el ejercicio físico, suprimir el consumo de tabaco y alcohol, en la prevención de las caídas quitando alfombras y cables sueltos y huir de suelos mojados o encerados. Asimismo también es importante revisarse periódicamente la visión.

La fuente dietética del calcio la constituyen la leche, especialmente la enriquecida en calcio, los lácteos como queso, yogurt, y las verduras como la col rizada y el brócoli. Se recomiendan suplementos de calcio y vitamina D si hubiera deficiencia en la dieta.

Finalmente, la actividad física de al menos 30 minutos 3 veces a la semana y se recomienda dejar de fumar ya que el tabaco acelera la pérdida de masa ósea.

Tratamiento de la osteoporosis

El objetivo principal de los tratamientos recomendados en caso de osteoporosis es el de reducir el riesgo de fracturas. La elección de un fármaco u otro, dependerá de factores específicos como la edad, grado y zona de destrucción ósea afectada:

  • Terapia hormonal de la menopausia
  • Puede ser útil en mujeres jóvenes con menopausia precoz y pueden darse en forma de parche o por vía oral.

  • Moduladores selectivos de los receptores estrogénicos (SERM)
  • Son medicamentos que, sin ser hormonas, producen efectos similares a los estrógenos en el hueso.

  • Bifosfonatos
  • Son fármacos que retardan la destrucción y eliminación del hueso.

  • Denosumab
  • Es un anticuerpo contra un factor involucrado en la formación de las células que destruyen el hueso.

  • Hormona Paratiroidea (PTH)
  • Estimula la reabsorción ósea y la formación de nuevo hueso. Se administra una inyección diaria durante 2 años en caso de osteoporosis severa y es en la actualidad el tratamiento más eficaz en la reducción del riesgo de fractura de columna.

  • Calcitonina
  • La produce la glándula tiroides. Puede administrarse por pulverización nasal o por inyección subcutánea y tiene un gran efecto analgésico en fases de dolor agudo.

Conclusiones

La osteoporosis es una enfermedad prevenible, no una consecuencia inevitable del envejecimiento.

La exploración física y la densitometría son los métodos óptimos de diagnóstico precoz y seguimiento de la osteoporosis.

Se recomienda una densitometría cada 3 a 5 años si no hay factores de riesgo y una cada 2 años si se ha iniciado tratamiento, para vigilar la evolución de la masa ósea y asegurar la adherencia al tratamiento.

 

El Seguro de tranquilidad familiar de Previsora Bilbaína tiene concertado un cuadro médico con 700 radiólogos y 200 reumatólogos en toda España a los que se puede acceder para la realización de pruebas diagnósticas y tratamiento de la osteoporosis.

Deja un comentario

No publicaremos tu correo. Los cambios obligatorios están marcados *

Previsora Bilbaína Seguros